Siempre hay alguien que está peor.


noviembre 01, 2006

Lo que ellas quieren

Hace unos días leí en un blog el siguiente comentario:
No sé si este es el lugar adecuado pero necesito decirlo: ¡se llama XXXX, la amo, es de XXXX!
Obviamente, no me quiere.
Daría mi vida por ella.
Debo confesar que se me llenó el corazón de ternura ante semejante declaración. ¿Quién no ha padecido por amores no correspondidos? Hasta la más bella persona ha sido ignorada por alguien que poblara sus pensamientos en algún momento de su vida.
Claro que las formas de conquistas entre hombres y mujeres son distintas, casi opuestas. Las féminas solemos acudir al arte de la seducción que viene incorporado con nuestra naturaleza. Se trata de desarrollarlo un poco solamente. Observamos y actuamos en consecuencia. Los varoncitos caen en extremos más drásticos: o abandonan la lucha y sufren en silencio, o liberan una guerra, en general con las armas equivocadas.
Me detuve a pensar sobre la manera en que mi marido logró que me enamorara de él. Porque como comenté alguna vez, yo fuí "elegida". Cuando esto ocurrió, mi corazón estaba ocupado y no tenía tiempo ni ganas de fijarme en otro. Sin embargo ganó la estrategia. Me hizo saber de su amor y durante un tiempo se rendía a mis pies. Era un halago pero no pasaba de eso. Cuando comprobó que el camino era erróneo, habilmente se alejó sin llegar al abandono. "Casualmente" nos encontrabamos cada tanto y aunque cortos, en esos momentos lograba hacerme reir de verdad. Aparecía en los lugares que yo frecuentaba, pero me saludaba de lejos. Solía guiñarme un ojo si nuestras miradas se cruzaban, pero no desatendía la charla con sus amigos. (Afortunadamente para él, nunca lo ví con otra señorita. De ser así, aún se lo estaría reprochando). Y logró que las cosas se inviertan, que sea yo la que decida conquistarlo.
Si yo le contase mi historia a este romántico comentarista, le serviría de consuelo pero no de ayuda, porque las mujeres solemos ser bastante distintas en lo que al amor se refiere, así que decidí pedirles consejo a cada uno de ustedes, tanto hombres como mujeres, para formar una suerte de "compendio de la conquista". ¿Qué cosas harían que otra persona los enamorara?. ¿Con qué recurso las enamorarían?.
Y quien les dice, ante tanto método, en una de esas hasta formamos una pareja.



Comentarios:
No sé, a mí no me miren para dar ni una sola idea para el compendio.
Yo consigo que me den bola un par de días o semanas y después desaparecen como por arte de magia así que me siento acá, miro fijo y tomo apuntes.
¿Enamorarse? ¡Ja!
 
Bueno, pero lográs conquistar. Retener es otra cosa. Otro día hacemos el "Compendio de la conservación".
 
Ah, si. En internet hay de todo. Incluso he visto gente que le escribe a Dios.
 
A mí me pasa un poco lo de Cris, pero creo que eso le pasa a muchos. Yo de primera entrada pierdo la cabeza con los lindos,(más bien los que yo considero lindos) pero una personalidad encantadora es otro imán. Recuerdo que yo suspiraba por un profe que se parecía a Homero Simpson, pero era tan divertido, encantador y simpático que ni cuenta me daba de su barriguita.
Inclusive hay alguien que Ginger y muchos conocen que tiene una personalidad que se la deseara Di Caprio. (Lástima que no cultive igual su físico).
 
Ternura, inteligencia, belleza interna y si es posible... externa :9

Yo que se! jajja
Me encantó el post!!
Besos
 
¡Qué maestro tu marido! Para sacarse el sombrero.

Es la regla número uno de la seducción. No acercarse demasiado. O no ponerse pegajoso, en otras palabras.
 
Que capo tu marido.... que capo como hizo para que no lo vieras con otra, te lo digo yo que conozco el ambiente estudiantil donde te movías.
MI mujer me conoció casi todas las novias anteriores a ella, cada vez que nos cruzamos con alguna y nos saludamos me tengo que bancar 2 semanas de gastadas.
 
lo voy a pensar... pero lo que yo he observado es que mientras no te des un tortazo se insiste en el mismo tipo (errado) de hombres y no hay estrategia que al pobre galán(acertado) le sirva... en cambio, si por alguna razón aceptamos ser tratadas bien, y aprendemos a disfrutar de que nos quieran... entonces empieza la pregunta del método de conquista.
Por mi parte, sentido del humor parecido y una cierta complicidad me convencían casi siempre de probar... y claro como dice mi marido "yo con feos no me caso".
 
Es complicado, si ud le contara la historia probablemente emularía a su marido. Pero, ¿sería lo mismo si la historia la contara su marido?.
Yo creo que no hay explicaciones a los enamoramientos (y consecuentes desenamoramientos) salvo que duran entre 20 y 30 meses como mucho.
Por lo tanto tampoco debe haber métodos de conquista, en ese caso todo perdería sentido en esta vida.
Y el pibe que quiere dar la vida por ella y no es correspondido, que raje ahora, antes que tenga que dar sus mejores años, su sueldo, etc.etc.etc.
 
Ber, si supieras quien es el autor de ese comentario, te caés de traste.

(No pretendo generar intrigas en los demás, se trata de alguien que no frecuenta estos blogs, desconocido para casi todos. Preservo su nombre porque no le pedí su autorización para publicarlo)
 
Laura me mataste! ¿de quien estás hablando?.
Justamente, uno se "encandila" con los lindos, pero se enamora de los que tienen otras cosas: sentido del humor, comprensión, etc. Si las dos cosas vienen juntas ¡bingo!
 
Claro Luly, ¿pero como deben demostrar todo eso en tu caso?. Mirá, yo te doy un ejemplo de lo que me pasa a mí: para muchas mujeres un tipo que le escribe un poema es un candidato ideal. En mi caso es un plomo. No porque esté mal, simplemente porque no me gustan y no supo verlo.
 
Gracias Ana C, pero no lo digas muy alto que si se entera después hay que aguantarlo.
Muy lindo tu blog, ya me dí una vuelta por allí.
 
Inte, vos sabes que muuuchos años después y por casualidad, me enteré que en esa época el tipo tenía "acercamientos esporádicos" con una arquitecta correntina. Me hiciste acordar. Ahora cuando vuelva del trabajo lo reviento.
 
Es cierto que solemos caer en el mismo tipo de personas, Pal. Pero eso es porque nosotras las buscamos. Cuando sucede al revés y tenemos la oportunidad de conocer otra cosa, ya no queremos dejar lo bueno nunca más.
 
Mi marido empieza contando la historia con esta frase, Big: "¡Como me engañaste!". Pero creo que se refiere a que en esa época yo estaba siempre depilada...
 
¿Qué cosas harían que otra persona me enamore?
Un piso en Quintana y Parera no estaría mal para empezar.

¿Con qué recurso lo enamoraría?
Con alguna mentira verdadera.

Besos y amores.
 
¡Qué materialista, Duda!. Yo como mínimo necesito un chalet en el Tortugas.
 
Sí, eso de la personalidad no es un mito, sí cuenta bastante. También me pasó lo contrario: me enamoré de uno re guapo e inteligente, un niño prodigio del periodismo costarricense y primeros lugares de preferencia estética en las revistas femeninas. Pero era inseguro (increíble), dominante, celoso absurdo, trabajohólico y hasta violento. Tenía también aspectos buenos, pero ya esas cosas los sepultaban.
Y el mae (hombre, tipo) de la personalidad divertida pero que se deja engordar, no le gusta bañarse y fuma como chimenea (qué aliento, puajjj)es...Casciari! Ja! Ja!
 
En enero te digo. =)
 
¿El Gordo? Juaaaaaaaaaa!. Eso porque todavía no conociste a Anony, Laura. Tiene todo: es un sibarita, educado, super culto y un Mustang descapotable. Lástima que estoy casada.
 
¡No sólo espero que me digas, Bater! ¡quiero que me cuentes todo!
 
Pero yo soy sofisticado.
 
Bien...consejo no sé si tengo...Pero una cosa si te digo y es que cuando uno está embobado con alguien que no corresponde igual ayuda,porque generamos feromonas, primavera,maripositas y todas esas cosas que hacen que pasemos a ser una presa apetecible para alguien que si nos va a corresponder...No hay mal que por bien no venga diría mi abuelita!
 
Pues yo no podria dar muchas ideas sobre eso del compendio; de hecho lo mio seria como conseguir que te digan que no de una forma bien linda...n_nU;primero escribir poemas tristones y tragicos casi casi divinizandolas; luego regalos que quizas no sean caros pero si simbolicos; y bueno...la forma en la que consegui gustarle a una chica fue haciendo origami...n_nU...digo eso porque yo no intente que le gustara...solo le guste...-_-U
 
Definime sofisticado, Teta.
 
O sea que al comentarista deberíamos presentarle otra señorita, Laura. Como Cristina Daae, por ejemplo.
 
Pyro, pasaste al podio de los conquistadores. Lograr que una señorita se enamore haciendo origami es lo más raro que escuché en mi vida.
 
Tal cual...Si nuestro comentarista conociera a Cristina caería rendido a sus pies...telquel...
 
Señoras, señoras: leí el comentario que origina el post, por lo tanto sé quién es el autor y solamente les digo que ando con un cartelito colgado que dice "si ud. vive a más de 20 km de distancia de mi domicilio o viaja constantemente, absténgase"
 
pero como? se acabaron los consejos? pero que vida romántica que llevan los comentarista de este blog...
 
Sí, pero ya te quiero ver si el señor en cuestión te invita a visitarlo, Cristina.
 
No Pal, se están tomando su tiempo para pensar nomás.
 
A ver: mi marido me enamoro llevandome abrazada al compas de unos buenos tanguitos mientras me hablaba de buen cine, buena literatura, me hacia reir y posteriormente me invitaba a tomar el mejor desayuno de buenos aires que se servia... en su casa!

Yo lo enamore (parece) con mi nariz, metiendole las piernas entre las suyas mientras bailabamos (sin darme cuenta claro), y con hechizos y luna.
 
Que en serio es tan raro eso de hacer origami?que honor estar en un podio, la unica vez que estuve previo a esto fue en mi colegio cuando me mandaron a limpiarlo;y por fa , pongas consejos porque estoy apuntandolos
 
¡Qué lindo Barluz! ¿y dónde bailaban? Digo, a qué lugar iban?. Yo vivo relativamente cerca del Centro Asturiano, que desde hace unos años se puso de moda como lugar para aprender y bailar tango, y es sorprendente la cantidad de parejas jóvenes que van, ¡¡quiero un bailarín de tango!!
 
La verdad Pyro, no conozco mucha gente que haga origami, a menos que sea japonesa. Pero yo no salgo mucho.
 
Pues mi esposo tambien hace origami (es japones!!!) Pero no me enamoro por eso... mas bien, me invitaba a comer, me hacia muchos regalos, me llevaba a pasear, pero sobre todo fue el unico que dijo que mis padres eran los suyos, y que no le importaba mi fisico sino mi buen corazon -y yo se lo crei- y se preocupo siempre por mi bienestar y de mi familia. Y como hasta ahora sigue igual, sigo enamorada!
 
Lo mio ha sido suerte nomás.
 
A veces, nictekono, una se saca la lotería. No es común, pero sucede, como tu caso.
 
No te hagas el modesto, Angelito, que vos tenés lo tuyo. Es más, me acuerdo como te conquistó Mariana: cantandote una canción al oído.
 
Nictekono: A mí lo que me han dicho es lo contrario: "Dejá de hablarme de tus sueños que yo, mi amorrrr (mirada cochina aquí) no es en tus sueños que tengo interés". En el momento me molestó, pero, francamente...lo prefiero. (Soy joven, no me culpen).

Ginger: el efecto que te dan a vos los poemas (que a mí me encaaantan) es el que me da a mí la música de mariachis (ranchera).
 
No es precisamente para enamorar a nadie pero, alguien tendría la amabilidad de mandarme una Magnum???
Prometo no dejar huellas.

Besos y asesinatos.
 
jjajajajajaj, parece que bailar resulta! En la época aquella mi familia en masa iba a un lugar (el "agustín Magaldi") a clases de tango... cuando mi marido apareció todos pensaron que no podía, que qué tenía que hacer un alemán allí... pero sabía!!!! me reí tanto de la cara de los demás... juajuajua... y después fuimos a un curso de Salsa juntos...pero la verdad, lo que pasa es que me sentía cómoda con el, cualquier cosa que yo inventara el lo encontraba fantástico y quería acompanharme... que entretenido que era estar juntos!
 
¡Yo estrolo al que me regale un poema o me cante un tema de Luis Miguel, Laura!
 
Dudis, comprá tranquila que yo te saco el permiso en el RENAR.
 
¿Porqué a mi me tocó un marido que no sabe bailar, eh?. No es justo. Quiero un marido bailarín.
 
y ahora baila samba desde hace dos anhos...lerolero...
 
(porqué me tocó a mi un marido alemán, eh? no es justo.Quiero un marido del cono sur.)
 
Ginger...nada garantiza el matrimonio completo...El mismo que aprendió a hacer sushi bailaba muuuy bien...
No hay como la poligamia Ginger...
 
¡Hagamos una reeducación de maridos!. Yo le enseño a bailar al mío y vos, Pal, le das clases de chileno al tuyo.
 
Juaa!. Laura, ya mismo le digo a mi marido que voy a compensar su falta de talento para el baile, con otro. Y por consejo tuyo.
 
Solo baile...tamo?
Acordate cuál es mi teoría de la poligamia.
 
no, ginger lo mío es peor, no es que quiera que sea COMO chileno, yo lo que quisiera es que fuese de más cerca... pa´vivir por allá! Por ejemplo, si fuera argentino o uruguayo (o peruano o boliviano!) sería extranjero igual, pero todas las vacaciones estaríamos por Santiago con mi gente... o ellos vendrían más seguido... ves? siempre hay una que está peor! (eso si el tipo es buen marido, eh!? si hasta baila.)
 
cuál es la teoría de la poligamia esa ? yo la poligamia la encuentro una lata... no tengo cabeza pa´tanta gente...
 
a mi, en una discoteca me miraron fijo y me dijeron -"que mirás?"-
a lo que respondí "dulcemente"
-"que te importa"-
y nunca mas nos separamos. así andamos, todavía no sabe que miro, pero como no me importa....
 
vaya, lo que nos faltaba! la única conclusión hasta ahora, que yo saco, es que parece que lo de bailar (o mirar bailar) acerca... o junta por lo menos...
 
Jua!. Que risa, Clari, si así se enamoraron, me imagino que cuando pelean se dirán: "te quiero amorcito" "yo también, dulzura"
 
No, Pal. Yo saqué varias conclusiones, pero serán expuestas en un post más adelante. Ya vas a ver..., ya vas a ver.
 
mmm.... pues a mi marido le hace falta bailar, pero mi antigua pareja de baile (y nada mas que baile) se la quedo mi hermana, asi que esta dificil la poligamia... Nadie se saca nunca el primer premio de la loteria, verdad?
 
Nic, pero a bailar se puede aprender. Invitá a tu marido a tomar un curso de baile y vas a ver.
 
nena, llevandonos como nos llevamos, es raro que nos peleemos. a la larga es una ventaja, no?
 
Eso. ¡Hagamos una reeducación de maridos!
¿A alguien le sobra uno?
 
Publicar un comentario



<< volver al blog